Errores que debes evitar si quieres que tu tapabocas funcione correctamente.

Errores que debes evitar si quieres que tu tapabocas funcione correctamente.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tips
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Tiempo de uso

“Es un error pensar que por llevar mascarilla ya estamos protegidos; es fundamental conocer cuánto tiempo podemos utilizar cada mascarilla y cambiarla cuando toque para que sigamos protegiéndonos y protejamos a los de nuestro alrededor”, dice Reme Navarro, farmacéutica y cofundadora de Mifarma.

Asegura que, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, no es recomendable utilizar las mascarillas quirúrgicas, higiénicas y EPI (las FFP1, FFP2, y FFP3) más de cuatro horas. Y lo mismo ha de hacerse si la mascarilla se deteriora por otros motivos, como estar al sol.

La humedad: ¡ojo al sudor!

Ahora, con el calor, el sudor es un problema para alargar la vida útil de las mascarillas, porque la humedad originada por los fluidos corporales –sudor, mucosidad, saliva– puede hacer que proliferen microorganismos, además de alterar las propiedades del material filtrante de las mascarillas. Así que dos de los errores que debemos evitar si queremos que nos proteja son usar la misma mascarilla durante días o mantener puesta una bastante sudada.

La manipulación

Porque, por simple que parezca, la mayoría de errores que arriesgan la protección y la eficacia de la mascarilla se comenten al ponerla y quitarla. Por ejemplo, tocando la mascarilla por la parte del tejido. O no lavándose las manos antes de colocarla o de retirarla. O dejando hueco por la nariz o por la barbilla para que entre el aire…

La desinfección

Otra equivocación es tratar de desinfectarlas pulverizándolas con lejía o alcohol para poder reutilizarlas. Si la mascarilla es de las FFP2, FFP3 o N95 reutilizables (lo marcan los fabricantes con la letra R) se puede esterilizar con vapor agua a más de 120 grados. “Podemos poner agua a hervir y dejarlas colgadas encima para que les llegue el vapor durante 20 o 30 minutos”, detalla. También pueden esterilizarse con radiación ultravioleta u ozono, pero estos son métodos que utilizan los profesionales sanitarios y no habituales en el ámbito doméstico.

En el caso de las mascarillas de tela, que son la opción elegida por cada vez más personas, no basta con lavarlas con agua y jabón igual que nos lavamos las manos. “Hay que meterlas en lavadora –pueden ir con el resto de la ropa– con jabón y a alta temperatura (más de 60º) para que elimine posibles rastros”

Para mas información sobre estos errores comunes visita https://www.lavanguardia.com/vivo/lifestyle/20200817/482688882195/errores-uso-mascarilla.html

Propiedad intelectual y redaccion son autoria de la vanguardia.

Deja una respuesta